Existen beneficios ambientales claros y verificables para un mayor número de usuarios de autobuses. Al utilizar el transporte público, reducimos nuestro uso de automóviles y, por lo tanto, ayudamos a promover el aire limpio. Elegir el transporte público solo dos días de cada cinco reducirá las emisiones personales de gases de efecto invernadero en un 25%. El tránsito público crea menos ruido, contaminación y disminuye las demandas de estacionamiento y las calles congestionadas de la ciudad.

También hay beneficios sociales. Viajar en un autobús significa un automóvil menos en la carretera. Si más personas tomaran autobuses, incluso una vez por semana, habría menos automóviles en la carretera, en consecuencia, menos tráfico y una reducción del estrés para todos los conductores. La reducción del estrés puede conducir a tasas más bajas de rabia en la carretera y potencialmente menos accidentes.

Al viajar en el autobús, evitamos la molestia y el costo del estacionamiento. Nuestro tiempo es valioso y viajar en un autobús significa que podemos leer, reflexionar y disfritar de la vista que ofrece nuestros país.. Con el costo cada vez mayor de la gasolina, sin mencionar el seguro, el servicio, el estacionamiento y la depreciación, tiene sentido financiero usar un autobús.

Qué esperas para viajar por el país en autobús, renta uno llamando a Expresso Tec